Riesgos ligados a las condiciones ergonómicas y psicosociales

VÁLIDO PARA CONVALIDAR FOL  |  LOE – LOGSE – FP
CERTIFICADO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

Actualizado a 2021

Lección 6: resumen

Riesgos ligados a las condiciones ergonómicas y psicosociales

La carga de trabajo:

La carga de trabajo se define como: el conjunto de requerimientos psicofísicos a los que se ve sometida la persona a lo largo de la jornada laboral. Cuando el trabajo es muscular se habla de carga física; si por el contrario, supone un mayor esfuerzo intelectual, se habla de carga mental.

Carga física del trabajo:

La carga física es el conjunto de exigencias físicas a las que debe hacer frente el trabajador a lo largo de la jornada laboral y que principalmente se centran en cuatro causas:

  • Fatiga muscular
  • Esfuerzos físicos
  • Posturas de trabajo
  • Manipulación manual de cargas

Carga mental del trabajo:

La carga mental es un esfuerzo individual e intelectual que hace un trabajador para hacer frente al conjunto de solicitudes que recibe el sistema nervioso durante el trabajo.

Una de las consecuencias más directa e inmediata de la carga de trabajo es la fatiga mental (disconfort) y las consecuencias son muchas:

  • Insomnio
  • Pérdida de apetito
  • Depresión
  • Estrés
  • Etc.

Lección 6: ampliada

La ergonomía en el trabajo

Como ya sabemos la prevención de riesgos laborales consiste en evitar todo tipo de riesgos que puedan suponer cualquier problema para la salud y el bienestar del trabajador.

Por esa razón no se debe olvidar que los problemas de índole ergonómico tienen importantes repercusiones sobre la salud y el bienestar de los trabajadores y trabajadoras, y también sobre otros aspectos, como pueden ser el rendimiento, la calidad del trabajo, etc.

La ergonomía es la disciplina que se encarga del diseño de lugares de trabajo, herramientas y tareas, de modo que coincidan con las características fisiológicas, anatómicas, psicológicas y las capacidades del trabajador, buscando la optimización de los tres elementos del sistema (humano-máquina-ambiente).

Riesgos derivados de la carga de trabajo

La carga de trabajo es el esfuerzo que tenemos que realizar para desempeñar nuestra actividad laboral. Por lo tanto, es un factor de riesgo presente en cualquier actividad laboral.

La carga de trabajo se define como el conjunto de requerimientos psicofísicos a los que se ve sometida la persona a lo largo de la jornada laboral.

Cuando el trabajo es muscular se habla de carga física. Si, por el contrario, supone un mayor esfuerzo intelectual, se habla de carga mental.

Carga física del trabajo

La carga física es el conjunto de exigencias físicas a las que debe hacer frente el trabajador a lo largo de la jornada laboral y que principalmente se centran en cuatro causas:

  • Fatiga muscular
  • Esfuerzos físicos
  • Posturas de trabajo
  • Manipulación manual de cargas

Fatiga muscular

La fatiga muscular es la disminución de la capacidad física del individuo, después de haber realizado un trabajo durante un tiempo determinado.

Medidas preventivas:

  • Mejorar los métodos y medios de trabajo:
    • Ritmo de trabajo
    • Características de la carga, útiles y herramientas
    • Dirección de los movimientos y posturas de trabajo
    • Diseño de la tarea
  • Prever tiempos de reposo que permitan la recuperación del organismo:
    • Reducir el tiempo total de trabajo

Los esfuerzos físicos

Al realizar un esfuerzo físico se desarrolla una actividad muscular. El trabajo muscular es estático cuando se realiza un esfuerzo sostenido, manteniendo los músculos contraídos durante un periodo de tiempo.

Es dinámico si hay una sucesión periódica de tensiones y relajaciones de los músculos que intervienen en la actividad.

Lo más adecuado para el desarrollo de un trabajo es combinar los dos tipos de esfuerzos: estático y dinámico

La postura de trabajo

En el trabajo sentado la prevención consiste en mantener el tronco derecho y erguido frente al plano de trabajo y lo más cerca posible del mismo y nivelar la mesa a la altura de los codos y la silla a la altura de trabajo.

En el trabajo de pie, evitar la adopción de posturas forzadas e incómodas y colocar las herramientas que deben situarse dentro del plano de trabajo.

La manipulación de cargas

La manipulación manual de cargas implica riesgos, en particular dorso lumbares de los trabajadores. Siempre que sea posible se adoptarán medidas técnicas u organizativas para reducirlo.

Información y formación sobre la forma correcta del manejo de cargas. La legislación laboral recomienda un peso máximo de 25 kg cuando las condiciones de manutención se respeten.

Principios básicos para la manipulación manual de cargas

  • Mantener la carga cerca del cuerpo, a una altura comprendida entre la altura de los codos y los nudillos
  • Planificar levantamiento, es decir, observar la carga, solicitar ayuda si es preciso, tener prevista la ruta de transporte y punto de destino, ropa adecuada
  • Colocar los pies: separar los pies unos 50 cm, mantener uno más adelantado que el otro en la dirección del movimiento
  • Adoptar la postura de levantamiento recta, y mantener el mentón metido

Carga mental del trabajo

La carga mental es un esfuerzo individual e intelectual que hace un trabajador para hacer frente al conjunto de solicitudes que recibe el sistema nervioso durante el trabajo.

Una de las consecuencias más directas e inmediata de la carga de trabajo es la fatiga mental (disconfort) y las consecuencias son muchas (insomnio, pérdida de apetito, depresión, estrés, etc).

Las medidas preventivas son variadas:

  • Trabajar en un ambiente térmico, iluminación y nivel de ruido adecuada
  • Dormir 7-8 horas diarias
  • Reducir la carga de trabajo en el turno de noche
  • Realizar pausas a lo largo de la jornada según lo requiera el trabajo
  • Realizar un trabajo adecuado para cada trabajador
  • Mejorar hábitos de alimentación, ejercicio y descanso
  • Organizar el trabajo. Establecer objetivos parciales, etc

Equipos de Protección Individual (EPIs)

Equipo destinado a ser llevado o sujeto por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo.

La ropa de trabajo es un EPI cuando protege la salud o la seguridad. Estos no evitan el riesgo, sino que ayudan a reducir sus consecuencias.

Los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando los riesgos no se puedan eliminar, evitar o controlar con medios de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.

Equipos de Protección Individual (EPIs)

No se consideran EPIs

  • La ropa de trabajo corriente y los uniformes que no estén específicamente destinados a proteger la salud o la integridad física del trabajador.
  • Los equipos de los servicios de socorro y salvamento.
  • Los equipos de protección individual de los militares, de los policías y de las personas de los servicios de mantenimiento del orden.
  • Los equipos de protección individual de los medios de transporte por carretera.
  • El material de deporte.
  • El material de autodefensa o de disuasión.
  • Los aparatos portátiles para la detección y señalización de los riesgos y de los factores de molestia.

Situaciones en las que se debe usar EPIs

Cuando después de la evaluación de un determinado riesgo se comprueba que las medias técnicas y organizativas posibles no garantizan que se pueda evitar el riesgo.

Cuando la implantación de las medidas de tipo técnico y organizativo requiera de un tiempo, se utilizará como medida transitoria.

Cuando no existan soluciones técnicas razonables ni de otro tipo que permitan resolver problema, hasta que el progreso de la técnica lo permita.

  • Los EPIs están destinados a un uso personal.
  • Obligatoriamente se debe utilizar un EPI certificado, con el marcado CE.
  • El uso de EPIs no debe suponer riesgos por sí mismos ni tampoco, ni tampoco ocasionar riesgos adicionales.

Clasificación de EPI en función de la zona del cuerpo a protegen:

  • Protección de la cabeza.
  • Protección ocular/facial.
  • Protección del oído.
  • Protección de extremidades inferiores.
  • Equipos de protección respiratoria.
  • Equipos de protección ante vibraciones.
  • Protección contra caída de altura.

Las señales de seguridad

En el ámbito laboral se dan situaciones de peligro en las que conviene que el trabajador reciba una determinada información relativa a la seguridad y que denominamos señalización de seguridad.

Su empleo es complementario de las medidas de seguridad adoptadas, y su puesta en práctica no dispensará, en ningún caso, de la adopción de las medidas de prevención que correspondan.

La señalización de seguridad se deberá utilizar como complemento al resto de actuaciones preventivas:

  • Cuando no se puede eliminar el riesgo.
  • Cuando no se puede proteger mediante sistemas de protección colectiva.
  • Cuando no se puede proteger al trabajador mediante Equipo de Protección Individual.
Codificación internacional de colores de señales de peligro

Según su significado, las señales se pueden clasificar en:

  • Prohibición y equipo de lucha contra incendio (color rojo): Prohíben un comportamiento que pueda producir un peligro.
  • Obligación (color azul): Señalan la obligación de un comportamiento determinado.
  • Advertencia (color amarillo): Advierten de un riesgo o peligro.
  • Salvamento (color verde): Indicaciones relativas a salidas de socorro o primeros auxilios, o a dispositivos de salvamento.
  • Señal adicional o auxiliar: Contienen exclusivamente un texto y se utilizan conjuntamente con una de las señales de seguridad mencionadas.

Más cursos


Más información

Normativa de Prevención de Riesgos Laborales
Gobierno de España: Prevención de Riesgos Laborales
Prevención de riesgos laborales en el BOE

SITIO WEB 100% SEGURO

Usamos encriptación SSL de 256 bit para garantizar la seguridad de nuestra web. Con nosotros estás seguro.